El tarot cosmic fue creado por el artista alemán Norbert Lösche. Tras su experiencia previa como agrimensor explica el sentido por una parte es ilusión y por otra tu pasado vívido; a veces duro, a veces maravilloso; a veces sueño y otras, pesadilla.

Utiliza diseños de estrellas de cine de la época dorada de Hollywood y otros personajes también de la vida real. Lösche ha creado un Tarot sin tiempo y sin lugar de referencia, lleno de fantasía casi onírica, al tiempo que refleja la vida como cruda paradoja.

Un mazo muy atractivo e inspirador refleja desde la decadencia humana, el explendor y la gloria. Con escenas fascinantes, ricas en detalles, nos llevan a culturas remotas y legendarias, paisajes tropicales o desérticos, volcanes y picos nevados, palacios suntuosos y urbes agónicas.

Datos históricos

Norbert Lösce (1951) publicó originalmente El Tarot Cósmico, hay poca información bibliográfica acerca del Tarot Cósmico. La versión que se puede encontrar actualmente en el mercado es la publicación de la editorial suiza AGM AGMüller, a través de la cual ha logrado una distribución masiva.

Distinsión en sus diseños

La riqueza simbólica del Tarot Cósmico deriva de la integración que Lösche hace de símbolos ya tradicionales e inherentes al tarot, tales como la estrella de 6 puntas o Sello de Salomón, la lemniscata o símbolo del infinito, así como los símbolos de las series: pentáculo o estrella de cinco puntas, oro, espada, copa, etc.

Éstos se unen a símbolos y signos no convencionales (el Tridente de Shiva, signos del zodíaco o otros símbolos astrológicos, el Tai Chi, signos de status de la modernidad, etc.)

En este tarot, constituido por 78 cartas (22 arcanos mayores y 56 menores), excepto los Pajes y Caballeros (que se denominan Princesas y Príncipes respectivamente) todos los arcanos tienen la denominación empleada en otros como el Tarot Rider, incluyendo la nomenclatura de las series: Copas, Varas, Espadas y Pentáculos.

Otra excepción es la numeración de los arcanos La Justicia y La Fuerza, que aquí aparecen como en el Tarot de Marsella: La Justicia Arcano VIII y La Fuerza el XI.

Aún cuando Lösche respeta la estructura tanto como los principios y contenidos arquetípicos propios del Tarot, rompe, de forma atrevida, algunos paradigmas: por ejemplo, vemos a El Diablo como un ídolo de barro en traje ejecutivo; la dama de La Fuerza no vence al león sino que muestra su imagen impresa en un paño que oculta su propia desnudez, El Colgado parece levitar sobre un lago y El Ermitaño es un sereno meditador con aspecto hippie.

En los arcanos menores, algunos ambientes de guerra y luchas se expresan mediante escenas de danza y artes marciales, lo cual agrega belleza y armonía a las imágenes.

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar